From: Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America 17.1 (1997): 175-79.
Copyright © 1997, The Cervantes Society of America
NOTE

Perspectivas en los documentos cervantinos


KRZYSZTOF SLIWA

Un documento cervantino es un escrito en forma de una carta, relación, testimonio, cédula, asiento, pliego, informe, memorial, protocolo u otro que contiene una referencia al Manco de Lepanto o a sus parientes. Estos documentos son de una importancia fundamental. Merced a ellos sabemos de dónde era, quiénes eran sus padres, cuál era su conducta y de qué conflictos vivía rodeado en el cautiverio argelino, con quién se casó, cómo se ganó la vida durante muchos años, cuánto dinero ganó por sus escritos, quién era su hija y cómo se portaba con ella. ¿Hay que continuar? Sin ellos la biografía cervantina estaría a la altura de la de Mayáns, de 1737: basada en sus prólogos y dedicatorias, nada imparciales ni científicos.
     Pero el manejo de los documentos está plagado de problemas. En el mejor de los casos utilizan una terminología, vocabulario y ortografía arcaicos. Imponen a la fuerza un estudio de las prácticas comerciales, legales y notariales del Siglo de Oro.
     Es un constante rompecabezas poder distinguir entre los homónimos. Hay 8 Juanes de Cervantes, 8 Marías de Cervantes y 6 Rodrigos de Cervantes que figuran sólo en los documentos publicados. No siempre han sido correctamente identificados por los editores, y así tenemos a Rodrigo de Cervantes, contador y gobernador de la Goleta de Túnez, mezclado en las biografías con Rodrigo de

175


176 KRZYSZTOF SLIWA Cervantes

Cervantes el padre de Miguel. El primo Rodrigo difícilmente se distingue del hermano Rodrigo. Hay confusiones también entre otros miembros de su familia: entre sus parientes hay 5 Gonzalos de Cortinas —Cortinas fue la familia de su madre—, 3 Marías de Cortinas, 3 Diegos Martínez y 4 Marías de Salazar.
     Durante mi investigación encontré más de 50 documentos denominados y publicados como cervantinos, que no tratan del Manco de Lepanto ni de sus parientes.1 Algunos documentos denominados como “cervantinos” sólo tratan, por ejemplo, del comercio de trigo en Écija. Además de estos 50 están los de Astrana, quien publica documentos referentes al Rey de España, a los Pizarros y Orellanas, a los Cervantes de Trujillo, a algunos Cervantes del reino de Toledo y a la hija de Lope de Vega.
     Esto no es sino desperdiciar un poco de tiempo y papel. Hay problemas más serios. Diferentes investigadores, refiriéndose al mismo documento, especifican diferentes legajos, señas, fechas y naturalmente, distintas lecturas.2 No es siempre fácil encontrar los originales de los documentos: varios archivos han sido trasladados de un sitio a otro, o han cambiado de nombre, y no existe registro u obra de consulta que controle este caos.3 Hay diversas y no siempre claras alusiones al mismo documento hoy desaparecido: una menciona los reales especificados en él,4 otra, convirtiendo la moneda, habla de ducados,5 y es menester estar atento para percibir que se trata del mismo.
     Existen documentos escondidos dentro de otros documentos, que raramente se describen correctamente, se leen o se estudian. Según mi cuenta, se trata de unos 220. Por ejemplo, el documento número 34 de Nuevos documentos cervantinos, de Francisco

     1 Estos casos se presentan en: Rodríguez Marín, Estudios cervantinos (documentos: 71, 73, 74, 75, 78, 79, 80, 81, 83, 84, 85, 90, 93, 95, 99 y 100); Pérez Pastor; y Coronas.
     2 Un ejemplo: Astrana (I, 105) da para un pleito de residencia de Juan de Cervantes, abuelo de Miguel, las fechas de abril a septiembre de 1524, y especifica el legajo 88 de Consejo Real, Simancas, y el folio 2. El mismo documento, publicado por Rodríguez Marín en “Rebusco de documentos cervantinos,” número 8, se halla en el legajo 75, folio 12, y sus fechas son de abril a julio de 1524.
     3 Otra dificultad es la numeración incorrecta de los documentos cervantinos. Por ejemplo, Astrana se refiere (I, 38, 39, 72, 83) a documentos que publicará en Apéndices, y facilita los números de los mismos. Pero al final de la obra, lo hallado no corresponde ni de contenido ni de numeración con lo prometido en estas páginas del tomo I.
     4 Pérez Pastor, documento 53 (II, 187): una libranza 5.500 reales.
     5 Pérez Pastor, documento 64 (II, 229): una libranza de 500 ducados.


17.1 (1997) Perspectivas en los documentos cervantinos 177

Rodríguez Marín, nos presenta un pleito de Gregorio Romano y Pero García con el padre de Miguel, Rodrigo de Cervantes, sobre una obligación de pago que éste contrajo. Rodrigo alega y documenta su derecho a no ser encarcelado, en razón de ser “hidalgo notorio” y no un descendiente de judío ni morisco. Sobre este asunto existen unos 60 documentos, descritos como uno solo por Rodríguez Marín. En ellos hay repetidas declaraciones y testimonios de que Rodrigo, padre de Miguel, era “hijodalgo de solar conocido y de devengar quinientos sueldos al fuero de España, y que en las villas y lugares donde ha vivido y morado siempre le han sido guardadas todas las honras, franquezas y libertades y exenciones e inmunidades que suelen y acostumbran guardar a los otros hombres hijosdalgo destos reinos” (Rodríguez Marín, páginas 64 a 149). Son fórmulas, pero todavía dignas de tener en cuenta, y los documentos en cuestión apenas se conocen.
     Estos documentos por lo menos han sido publicados. He encontrado unos 70 todavía inéditos o sólo publicados parcialmente. Astrana Marín se refiere a documentos cervantinos en Carmona, de donde Miguel envió aceite a Sevilla, y en Teba, donde compró trigo, pero no los publica (Astrana IV, 449; V, 15). Igual es el caso de Rodríguez Marín, quien halló tantas cartas de pago otorgadas a favor de Cervantes en el Archivo Municipal de Écija que ni las enumera (Rodríguez Marín 329-31; Astrana IV, 190 le apoya). Hay, además, 190 inéditos referentes sólo al tío de Miguel, el alcalde de Cabra, y a la familia de éste (véase Martín). El Archivo de Protocolos de Cabra, en la opinión de Astrana Marín, “es una montaña informe de papeles sueltos y de cuadernos desglosados, rotos y sucios por los gatos hasta un extremo inconcebible, sin orden, inventario ni catalogación” (I, 373). Y ningún investigador ha visitado muchos de los pueblos que hospedaron a Miguel. Astrana Marín se limitó principalmente a las andanzas cervantinas por las actuales provincias de Córdoba y Sevilla.
     Hay, triste es decirlo, documentos que han desaparecido. Algunos se perdieron después de publicarlos: unos 50. Muchos de los casos son antiguos, como las aprobaciones de las obras de Cervantes. Otros han desaparecido en nuestro siglo, algunos por acción de guerra, otros por simple incuria (Eisenberg 18, n. 26 presenta una lista de algunos documentos perdidos).
     Pero otros documentos desaparecieron sin primero alcanzar letras de molde. Pérez Pastor publicó al final de su colección una lista de “Videnda,” (Pérez Pastor I, 325-41) documentos que habían de buscarse porque consta que existieron. Ninguno de ellos se ha descubierto.


178 KRZYSZTOF SLIWA Cervantes

     Los mismos documentos que Pérez Pastor editó, encierran referencias a otros, desconocidos: una carta de Miguel de Cervantes Saavedra a su padre, cuando estaba liberado en Valencia (Pérez Pastor I, 61-62), y una cédula de Miguel de Cervantes Saavedra al fraile Juan Gil (Pérez Pastor I, 67-68). Tampoco se han descubierto el Libro de la pagaduría de Su Majestad, mencionado en varias fuentes, por ejemplo, Pérez Pastor (II, 229), donde constaban pagos a Miguel, ni los contratos de venta de Don Quijote, del Persiles y de las Comedias. Aunque Narciso Alonso Cortés estudió a fondo, al parecer, los protocolos pincianos, falta todavía documentación del empleo cervantino allí en los años inmediatamente anteriores a la publicación de Don Quijote. No se le ha ocurrido a nadie, que yo sepa, buscar documentos cervantinos en Argel o Estambul, donde, entre otras cosas, habían podido quedarse las desaparecidas cartas al Duque de Sesa y a Don Juan de Austria. No me consta que se hayan buscado en Roma, Nápoles o Sicilia documentos referentes a las estancias cervantinas allí. Me gustaría poder pesquisar en estos lugares, si dispusiera del apoyo necesario.
     Como última traba que estorba el estudio de los documentos cervantinos, quisiera mencionar las revistas y periódicos rarísimos donde se han publicado: de Linares, Carmona, Jaén, Cabra, y de cualquier punto donde Cervantes puso los pies. Imagínense la dificultad que le ocasiona a uno buscar quién pueda fotocopiar una página de un desaparecido periódico de Linares de hace 40 años. Por favor, que se publiquen los documentos cervantinos en las revistas cervantinas, donde estarán accesibles a todos. Me parece deseable incluso sugerir a los archiveros españoles, de parte de la Asociación de Cervantistas, que si alguien descubre un documento cervantino que lo publique en una de estas revistas.
     El doctor Jean Canavaggio sugirió que es necesario rehacer el trabajo de James Fitzmaurice-Kelly. Después de la publicación de la gran colección de Pérez Pastor, en 1897 y 1902, y valiéndose de ella, el erudito escocés publicó una reseña documentada de la vida de Cervantes. En aquellos tiempos se conocieron aproximadamente unos 400 documentos, según los índices de la época, de Leopoldo Rius (II, 1-139) y de Aurelio Baig Baños (Baig 34-75).
     Ahora se conocen, según mi recuento, más de 1.500. No me ha sido posible escribir la reseña documentada que desea Jean Canavaggio. Pero sí he podido elaborar un paso previo, una Lista e índices de los documentos cervantinos, bajo la dirección del doctor Daniel Eisenberg. He intentado resolver los rompecabezas cronológicos, codicológicos y especialmente onomásticos de los documentos


17.1 (1997) Perspectivas en los documentos cervantinos 179

cervantinos. Espero que mi trabajo pueda permitir una nueva y más documentada visión de la vida del gran Manco de Lepanto. Mis proyectos actuales son escribir la historia de las biografías cervantinas, y preparar un nuevo árbol genealógico de Miguel de Cervantes Saavedra. Éste comprende más de 550 familiares del autor del Don Quijote, con sus fechas de nacimiento, de bautismo, de casamiento, de muerte y de entierro, si éstas se saben. También se ofrece la información sobre la ascendencia de cada deudo, la profesión, la condición matrimonial, el lugar de domicilio, así como la relación con Miguel de Cervantes Saavedra.


FLORIDA STATE UNIVERSITY



OBRAS CITADAS

Astrana Marín, Luis. Vida ejemplar y heroica de Miguel de Cervantes Saavedra. 7 vols. Madrid: Reus, 1948-58.

Baig Baños, Aurelio. Rodríguez Marín, documentador cervantino. Madrid, 1916.

Canavaggio, Jean. “Cervantes en su vivir: ¿Un arte nuevo para una nueva biografía?” Anthropos 98-99 (1989), 41-48.

Coronas Tejada, Luis. “Cervantes en Jaén, según documentos hasta ahora inéditos.” Boletín del Instituto de Estudios Giennenses 99 (1979), 9-52.

Eisenberg, Daniel. “¿Tenía Cervantes una biblioteca?” Traducido por Elvira de Riquer. Estudios cervantinos (Barcelona: Sirmio, 1991), 11-36.

Martín Rodríguez, Felipe. “Andrés de Cervantes: Alcalde de Cabra (?-1593).” Moaxaja [Cabra] 1.1 (1984), 109-30; 1.2 (1984), 11-41.

Pérez Pastor, Cristóbal. Documentos cervantinos hasta ahora inéditos. 2 vols. Madrid, 1897-1902.

Rius, Leopoldo. Bibliografía crítica de las obras de Miguel de Cervantes Saavedra. 2 vols: 1899-1904. Reimpr. Nueva York: Burt Franklin, 1970.

Rodríguez Marín, Francisco. Estudios cervantinos. Madrid: Atlas, 1947.

—— . Nuevos documentos cervantinos. Madrid: Real Academia Española, 1914. Incluido en su Estudios cervantinos (Madrid: Atlas, 1947), 175-350.

—— . “Rebusco de documentos cervantinos.” Boletín de la Real Academia Española 3 (1916), 210-18, 336-49.

Sliwa, Krzysztof. “Lista e índices de los documentos cervantinos.” M.A. thesis, Florida State University, 1995.

180


Fred Jehle jehle@ipfw.edu Publications of the CSA HCervantes
URL: http://www.h-net.org/~cervantes/csa/artics97/sliwa.htm