From: Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America 17.1 (1991): 4-6.
Copyright © 1997, The Cervantes Society of America



PRÓLOGO

No era preciso apelar a la dudosa fraternidad que reina entre los cervantistas para comprobar que la obra de Cervantes sigue gozando de buena salud, pero sí parecía a mí urgente reunirnos para tomar el pulso al status quaestionis del cervantismo mundial, y averiguar, de paso, por dónde progresan las últimas perspectivas en los estudios cervantinos. El pretexto —si es que para tan altas ocasiones es menester fingir alguno— era, además, idóneo: rendir un sincero y agradecido homenaje a don José María Casasayas Truyols, alma mater de la Asociación de Cervantistas, miembro fundador, espíritu impulsor, aedo difusor y —¿por qué no decirlo?— bolsillo mantenedor de tan ilustre y erudita confradía.
     La figura del homenajeado enredó notablemente las labores de organización, pues enseguida comenzaron a llegar desde cualquier rincón del globo adhesiones al acto y propuestas de participación en el coloquio que se anunciaba, lo que acabó por abatir la austeridad y encumbrar el recogimiento que, en un principio, se había pretendido conferir al homenaje; y aunque se mantuvieron a duras penas —y tras rechazar dolorosamente un sinfín de generosos y desinteresados ofrecimientos— las tres ponencias plenarias que imponía la corta duración del evento, las veinte comunicaciones previstas inicialmente, se convirtieron, a la postre, en tres docenas de interesantes trabajos. De esta manera, el VII Coloquio Internacional de la Asociación de Cervantistas ganó en tradición oral lo que ahora, por desgracia, pierde en transmisión escrita; porque si bien es cierto que la habitual hospitalidad de la revista Cervantes ha dado asilo, una vez más, a una pequeña muestra de los trabajos presentados, no lo es menos que las siempre enojosas limitaciones de espacio han hurtado al estudioso cervantino y al lector curioso un buen puñado

4


17.1 (1997) Prólogo 5

de fructíferas indagaciones en torno a la figura y a la obra del Insigne Manco, con gran menoscabo para su memoria y no menor detrimento de la fama de los autores que aquí no pueden verse impresos.
     Pero amanecerá Dios, y medraremos; porque el Excelentísimo Ayuntamiento de Argamasilla de Alba, atento siempre a cualquier impulso que pretenda dar más lustre a las letras manchegas, ha hecho intención y ánimo de dar a la imprenta otra selección de las comunicaciones que aquí no tienen cabida; las cuales, hermanadas en un volumen de importancia y calidad parejas a las del presente, serán el complemento adecuado —y aún diré que imprescindible— para asomarse a las más novedosas perspectivas en los estudios cervantinos.
     Perspectivas que no quedarán del todo vislumbradas sin el conocimiento y la lectura de los libros que se presentaron en el transcurso de este VII Coloquio: Ensayo de una bibliografía cervantina, del susodicho Casasayas, quien también anota una edición de los Sonetos y Epitafios de los Académicos de la Argamasilla (pieza rara y curiosa —como todas las que ha impreso la generosidad de don Manuel Ruiz Luque— con la que se obsequió a los participantes en el Coloquio); Juicio Crítico Literario, de los Académicos de La Argamasilla; y La interpretación cervantina del Quijote, de don Daniel Eisenberg, cuyos méritos le llevaron a ser investido Académico de la Argamasilla, no sin haber antes padecido los rigores de un severísimo Juicio Crítico Literario del que, como las recias galeras de Lepanto, salió tocado pero no hundido. El humor, la discreción y la sabiduría de los Académicos de la Argamasilla, con don Rodolfo Mateos Martínez y doña Pilar Serrano de Menchén al frente, tardarán mucho en desaparecer de la memoria de los miembros de la Asociación de Cervantistas.
     Todo esto no habría tenido lugar sin el buen hacer de don Joaquín Menchén Carrasco y don Pedro Padilla Zagalaz, quienes, desde la Corporación Municipal y la Casa de Medrano —respectivamente—, multiplicaron sus esfuerzos para organizar con brillantez y liberalidad un Coloquio Internacional en la cuna de Tiquitoc, Cachidiablo y Paniaguado. A ellos, y a la entrega y disposición de don Cayo Lara-Moya, alcalde de este lugar de La Mancha, debe el lector estas Actas que ahora tiene en sus manos. Y justo es reconocer, asimismo, la colaboración prestada por la Universidad de Castilla-La Mancha, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación Provincial de Ciudad Real, que acorrieron gallardamente el municipio argamasillesco en todo lo que éste de ellas necesitara.
     No puede cerrarse esta tabula gratulatoria sin recordar la labor de los componentes de la Comisión Académica (don Daniel


6 Prólogo Cervantes

Eisenberg, don Joaquín González Cuenca y don Víctor Infantes de Miguel), y sin elogiar la natural gentileza, la encomiable diligencia y la bendita paciencia de don Santiago López de Navia y don José Antonio Cerezo Aranda, Secretarios del Coloquio. En las Indias Occidentales del Norte, con el celo, el rigor y la eficaz presteza que le caracterizan, don Michael McGaha ha velado por la correcta impresión de este volumen.
     Vaya hasta todos ellos el agradecimiento de la Asociación de Cervantistas. Vale.


  JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ
DE CANO Y MARTÍN
 
Secretario del VII Coloquio
Internacional de la AC


Prepared with the help of Sue Dirrim
Fred Jehle jehle@ipfw.edu Publications of the CSA HCervantes
URL: http://www.h-net.org/~cervantes/csa/artics97/fernande.htm