From: Cervantes: Bulletin of the Cervantes Society of America 14.1 (1994): 97-98.
Copyright © 1994, The Cervantes Society of America
REVIEW

Eisenberg, Daniel. Cervantes y Don Quijote. Barcelona: Montesinos, 1993. 124 pp.


     Daniel Eisenberg, conocido cervantista y fundador de Journal of Hispanic Philosophy, presenta su más reciente libro titulado: Cervantes y Don Quijote. Se trata de un breve manual, casi un libro de bolsillo, dirigido a aquellos lectores que por primera vez se aproximan a Don Quijote. Eisenberg indica cuál debe ser la actitud aconsejable hacia un voluminoso texto que tiene aventuras cómicas, relatos intercalados y comentarios de crítica social y literaria.
     La advertencia más destacada que hace al lector es ponerle en guardia sobre la manipulación que Cervantes hace del texto, introduciendo un historiador arábigoespañol, Cidi Hamete Benengeli. Este es el supuesto autor del manuscrito original de Don Quijote, cuya continuación acaba de encontrar Cervantes a la venta como papel viejo en un mercado de Toledo, el cual por estar escrito en arábigo da a traducir a un morisco. Con estas observaciones Eisenberg cree que: “el lector percibirá que un libro puede engañar, y se nota en sus propias contradicciones internas”.
     Otro punto que merece ser comentado es el apartado que Eisenberg dedica a la recepción de Don Quijote por los lectores, desde que apareció en 1605 hasta nuestros días. Pretende con ello animar al lector a no contemplar el texto como un monumento arqueológico, sino como algo vivo que establece una relación dialéctica con los diferentes lectores de cada época. Menciona cómo Don Quijote renovó el interés del Romanticismo por el mundo caballeresco, influenció la novela moderna y dio lugar, en el siglo XVIII, a los estudios cervantinos, tendencia que se consolidó y aumentó en la centuria siguiente. Daniel Eisenberg efectúa una valoración de las enseñanzas religiosas, sociales, ideológicas de Don Quijote, para la sociedad contemporánea. Algunas son arcaicas. Otras, como la libertad y tolerancia, son actuales. Entre las enseñanzas más relevantes vuelve a insistir Eisenberg en la manipulación de la información que un autor puede hacer en un libro.
     El resto de la información que aparece en Cervantes y Don Quijote es típica de la mayoría de los manuales didácticos sobre cómo leer Don Quijote. Primero unas páginas para dar una doble perspectiva de Miguel de Cervantes como autor de diversos géneros literarios y como persona física, consciente de los problemas sociales de la España de fines del siglo XVI y

97


98 ANGEL SÁNCHEZ Cervantes

comienzos del siglo XVII. Sigue después la clásica referencia a los libros de caballerías, la opinión de los humanistas sobre los mismos y la relación de éstos con Don Quijote; para entrar a continuación a describir los episodios más notables de dicha novela.
     Eisenberg hace una distinción entre el primero y segundo libro de Don Quijote. Del primero destaca las aventuras más representativas (Maritornes, los rebaños de ovejas, los batanes, los galeotes, Sierra Morena), separándolas de los relatos intercalados a los cuales dedica un apartado.
     En la segunda parte de Don Quijote trata sobre la influencia mutua entre los protagonistas don Quijote y Sancho. Así mismo destaca el “encantamiento” de Dulcinea, que será el hilo conductor del segundo libro, nombrando algunas aventuras (los leones, el caballero del verde gabán, la cueva de Montesinos, la boda de Camacho, el retablo de maese Pedro, los Duques, Sancho gobernador), para concluir en Barcelona donde el loco hidalgo es obligado a renunciar a la caballería andante.
     Cervantes y Don Quijote no se detiene tanto en los comentarios a las principales aventuras del loco hidalgo, como el clásico manual de Martín de Riquer: Aproximación al Quijote, ni es un ensayo psicológico sobre el Quijote, tal y como pretendió Salvador de Madariaga en su Guía del lector del Quijote. Daniel Eisenberg ha querido ofrecernos un manual básico y claro, que evitando entrar en profundidad en problemas de interpretación textual, nos ofrezca sin embargo indicaciones suficientes sobre cómo debemos aproximarnos por primera vez al Quijote y en qué partes del texto es conveniente detenerse más. Para quienes deseen profundizar en el estudio de Don Quijote, Eisenberg proporciona una breve, pero indicativa, bibliografía comentada sobre las obras generales de Cervantes, estudios críticos sobre el autor y su obra, sobre los libros de caballerías y sobre la interpretación e influencia de Don Quijote, desde los tiempos pasados a los actuales. Me parece útil la bibliografía, mas no deja de extrañarme que, comentando en el texto las ediciones anotadas más recomendables de Don Quijote, Eisenberg sólo indique tres de ellas en la bibliografía. No creo hubiera sido gran esfuerzo mencionar, sin comentario, todas ellas.
     Daniel Eisenberg aporta con Cervantes y Don Quijote un manual claro, bien articulado, con suficientes referencias para ampliar más la obra literaria de Cervantes. Es un libro útil y recomendable para los cursos universitarios a nivel de subgraduados y también a todos aquellos que por primera vez van a leer Don Quijote.


ANGEL SÁNCHEZ
Arizona State University


Prepared with the help of Sue Dirrim
Fred Jehle jehle@ipfw.edu Publications of the CSA HCervantes
URL: http://www.h-net.org/~cervantes/csa/artics94/sanchez.htm